Black is beltza




















 



Los años 60 fueron muy agitados en todo el mundo. La sociedad estaba inmersa en muchos cambios sociales y revueltas de todo tipo. Una icónica imagen de aquella época es precisamente lo que animó a Fermín Muguruza, líder de Kortatu y Negu Gorriak, a emprender un proyecto como Black is Beltza. “Desde que observé la foto tomada en New York en el año 1965 en la que aparece la comparsa de los gigantes de Pamplona, imagen típica de las fiestas de San Fermín, desfilando por la Quinta Avenida de Nueva York, y el pie de foto en el que se podía leer que debido a los disturbios raciales, se prohibió la participación en el desfile a los dos gigantes negros, supe que aquí había una historia”.

Inspirado por ese lamentable hecho, el cantante pensó en escribir una historia sobre el tema. Así fue como en 2009 conoció al escritor Harkaitz Cano. La idea inicial de ambos era hacer una película de animación adulta, en línea con la soberbia Vals con Bashir que se había estrenado un año antes. Cano ya tenía experiencia en la escritura de guiones para cine, pero había decidido dejar esa faceta de lado, aunque acabó accediendo debido a la insistencia de Muguruza. A lo largo del proceso creativo decidieron dejar de lado el proyecto cinematográfico y plasmar sus ideas en un cómic.

Para llevarlo a cabo, el ex de Kortatu contactó con el ilustrador argentino afincado en México Jorge Alderete. Alderete tenía una gran experiencia en el mundo de la ilustración y el diseño gráfico, sobre todo relacionada con el mundo del rock, pero jamás había trabajado en una novela gráfica, aunque le atraía. Además, trabajar en un proyecto como este le ha permitido conocer a personas tan interesantes como Emory Douglas, el principal artista gráfico de los Panteras Negras.

Black is Beltza cuenta la historia de Manex Unanue, un joven de origen vasco-francés. A través de sus ojos vemos los acontecimientos que marcaron la convulsa sociedad de mediadios de los sesenta: los disturbios raciales derivados de la muerte de Malcolm X, las excentricidades que protagonizaron los personajes que albergaban The Factory, el mítico estudio de Andy Warhol, las alianzas entre los servicios secretos de la División de Inteligencia Cubana y los Panteras Negras estadounidenses, la psicodelia proto-hippie que inundó los festivales musicales de la época, los juegos de intereses de los espías de ambos bandos durante la Guerra Fría, el espíritu del Che en el Congo, Argelia y su muerte en Bolivia, y también la marchita dictadura franquista.En palabras de Harkaitz Cano, el guión tiene varias capas: musical, política, social… Todo ello bajo una apariencia de thiller, con amor y espionaje. Por las páginas del cómic veremos desfilar algunas de las mayores celebridades de la época, como Jimi Hendrix, James Brown, Muhammad Ali, el Che, etc. 

http://revistacactus.com/black-is-beltza-un-paseo-por-los-movimientos-sociales-de-los-60/

Comentarios

Pedro Martínez ha dicho que…
¿Os comprásteis el comic? Es muy bueno.