Joe Rígoli

Muere Joe Rígoli, cómico en la España de la transición

El actor argentino se hizo popular en programas como '¡Señoras y señores!' o 'Un, dos, tres'



En la España televisiva de los años setenta, Felipito Takatún alimentó las risas de los espectadores, que recitaban a diario su peculiar frase “Yo, sigo…”. Tras este personaje se hallaba el actor argentino Joe Rígoli, fallecido este martes, a los 78 años, a causa de una insuficiencia pulmonar. El artista vivía en la ciudad de Mar del Plata desde 2012.
Rígoli alcanzó su popularidad en España tras su paso por el programa¡Señoras y señores! en 1975, un espacio que TVE emitía la noche de los sábados, realizado por el rumano Valerio Lazarov y por José María Quero. Su fama se afianzaría a raíz de su trabajo en el recordado Un, dos, tres de Chicho Ibáñez Serrador, en el que Rígoli participó entre 1977 y 1978, y de nuevo en 1982, donde explotó su encloquecida vis cómica, favorecida por su físico pintoresco. Llegó a convertirse en toda una celebridad en los tiempos en que en España sólo existía una televisión y los espectadores comenzaban a asomarse a nuevas formas de entretenimiento.
Rígoli nació en 1936, en Buenos Aires, y debutó como actor en el filme argentino Asalto en la ciudad, de Carlos Cores, en 1961; a lo largo de su carrera, llegaría a participar en 12 películas, aunque alcanzaría mayor repercusión en la televisión argentina, gracias a espacios como Viendo a Biondi (1961), La nena (1965) y La tuerca(1965-1974). Tras su llegada a España en 1972 haría constante su presencia en la pequeña pantalla, de la mano de TVE, en espacios de variedades como Tarde para todos o Fantástico, de José María Íñigo, y ya en los años ochenta incluso en programas infantiles comoEl kiosco. En el apogeo de su popularidad española, Joe Rígoli llegó a dirigir y protagonizar la película Zocta: sólo en la Tierra se puede ser extraterrestre (1988), en la que encarnaba a un inenarrable alienígena encargado de salvar a la Tierra de su destrucción.

De vuelta a Argentina, Joe Rígoli continuó trabajando en la televisión y en shows teatrales, aunque su fama decaería con el paso de los años. En 2005, lejos ya de sus tiempos de mayor éxito, participó en lasitcom argentina Casados con hijos, una versión local de la popular serie estadounidense Married... with children. En 2009, debido a sus problemas económicos, decidió ingresar a la Casa del Teatro, en Buenos Aires. Incluso en el año 2010, Rígoli participaría en el espacio de Telecinco La noria, en el que afirmó que regresaba a España con objeto de emprender una nueva vida. Queda como su último trabajo la película animada Pérez, el ratoncito de tus sueños (2006), una coproducción argentino-española, dirigida por Juan Pablo Buscarini, en la que prestaba la voz a uno de sus personajes.
ESCENARIOS Tenía 78 años

Muere Joe Rígoli, actor cómico argentino con carrera en la España de la Transición

  • El inventor de Felipito Takatun y de su famoso 'Yo sigo' vivía desde hace años en una residencia para actores pobres en Buenos Aires

Joe Rigoli, en La Casa del Teatro, en 2009.
Joe Rigoli, en La Casa del Teatro, en 2009. EM

El comediante argentino Joe Rigoli, famoso en la España de los años 70 por su personaje 'Felipito Takatún', ha muerto este martes a los 78 años a raíz de una insuficiencia pulmonar que minaba su salud.
El fallecimiento del artista se produjo a la madrugada en el sanatorio en que llevaba dos semanas ingresado, Emhsa, de la ciudad de Mar del Plata -400 kilómetros al sur de Buenos Aires- adonde el artista se había radicado a vivir en 2012.
El humorista vivió dos décadas en España en los últimos años del franquismo y comienzo de la transición democrática y se hizo famoso con sus personajes inocentones, sobre todo Felipito Takatún, y la muletilla "Yo sigo" en la pantalla de TVE.
En España alcanzó una posición económica holgada, "tuve épocas de ganar 100.000 dólares mensuales (89.000 euros)", confesó algúna vez aunque a la vez admitió que "verme con tanto dinero me sobrepasó".
Al regresar a Argentina cayó en la cuesta abajo económica y terminó en la ruina. Por ello fue a parar a vivir en el geriátrico de la mutual Casa del Teatro junto a otros 40 actores ancianos sin dinero ni ayuda familiar.
No obstante ello, Rigoli se mantenía casi siempre de buen humor y exponía argumentos de la psicología positiva para justificar su caída en la ruina. "Todo lo que se compre con dinero es barato. Hay dos maneras de vivir: disfrutando lo que tenés o sufriendo lo que te falta...", pontificaba.
En Argentina se recuerdan sus múltiples intervenciones en el cine desde 1961: 'Asalto en la ciudad', 'El desastrólogo' (1964); 'Cuidado con las colas' (1964); 'El galleguito de la cara sucia' (1966); 'Escándalo en la familia' (1967); 'El hombre invisible ataca' (1967); 'El novicio rebelde' (1968); '¡Qué noche de casamiento!' (1969); 'En una playa junto al mar' (1971); 'Mi mujer no es mi señora' (1978); 'Bañeros II, la playa loca' (1989) y 'El ratón Pérez' (2006).
En televisión intervino en los programas Viendo a Biondi (1961); La nena (1965); La tuerca (1965-1974); Tarde para todos (1972-1973); íSeñoras y señores! (1975); Un, dos, tres... responda otra vez (1977-1982); Fantástico (1979-1980); Lápiz y papel (1981); La tuerca (1982); El kiosco (1984); Los Libonatti (1991); y Casados con hijos (2005).

Comentarios