Puente del "Perrochico".


Puente del "Perrochico". El verdadero nombre del citado puente es Pasarela giratoria de hierro. Más adelante toma el nombre de San Agustín por ser esta la zona del convento donde se edifica el Ayuntamiento de Bilbao, frente al que se sitúa y que se inaugura en el mismo año que aquel, en 1892. No obstante, debido a la moneda de cobro de su peaje, la conocida como perra chica de cinco céntimos, pronto adquiere por consenso popular el nombre de Puente del Perrochico

Comentarios