Colón de Larreátegui


Las obras de repavimentación del trozo de Colón de Larreátegui (entre Buenos Aires y Astarloa) y el de Barroeta Aldamar (entre Colón de Larreátegui e Ibáñez de Bilbao), dieron comienzo en noviembre de 1948 y finalizaron en mayo del siguiente año.


Se invirtieron 411 metros cúbicos de hormigón con un espesor de 0,20 metros y 2240 metros cuadrados de asfalto fundido en la calzada.

Se construyeron 1237 metros cuadrados de aceras empleándose en ellas 154 metros cúbicos de hormigón, de 0,10 metros de espesor.

Afectado el saneamiento por el cambio de rasante, se construyeron sumideros y se modificaron los pozos registros e injertos en las bajadas de aguas de los tejados.

El costo total de estas obras ascendió a 311678,75 pesetas.




Comentarios